Como hacer el water start

¿COMO INICIARSE EN EL WINDSURF? WATER START

En la navegación en windsurf, kitesurf e incluso en wingfoil el water start marca un antes y un después en la progresión de todo rider y es la maniobra que te permite disfrutar de verdad de tu deporte. El water start es una maniobra que te proporcionará más confianza para salir con vientos más fuertes, tablas más pequeñas y olas más grandes.

En el windsurf este movimiento se podría considerar una evolución del beach start, ya que la diferencia es que en una tocas con los pies en el suelo y en la otra no. Como todos tenemos en mente, esta maniobra consiste en que la misma fuerza del viento junto con tu técnica pueda levantarte del agua para seguir navegando.

Para dominar esta maniobra en cualquier condición de viento y mar se requiere técnica. Y aunque cuando ya la dominas es una maniobra que se puede hacer con un esfuerzo mínimo, en un principio es costosa y puede parecer que gastas más energía que simplemente levantando la vela.

Para empezar a aprenderla te proponemos:

Condiciones y preparación del material

Condiciones:

Puedes empezar a practicarla en tu playa de confianza, un sitio que conozcas. La maniobra, en un principio, se puede practicar en un sitio donde puedas tocar con los pies en el suelo, pero simulando que no, para que te sientas seguro y que para descansar no tengas que estar nadando y te ahorre energía.

El viento también es clave, una velocidad alrededor de 16 y 22 nudos es lo ideal para empezar a practicar esta maniobra. Tienes que tener en cuenta que, dependiendo del viento, tendrás que adaptar tu vela, y aquí entra el siguiente punto.

Para el equipo:

El tamaño de la vela tiene que estar en consonancia con la velocidad del viento, pero también con el peso corporal del aprendiz. Lo más recomendable es que sea una vela ligera y de entre 4,5 y 6,5 m. Una vela más pequeña requiere de más viento y una más grande puede ser más complicado de levantar del agua para una persona que está aprendiendo.

Unos buenos ejemplos de velas que podrían ayudar:

La RRD Move Y26: una vela muy versátil y estable a la vez que potente.

https://www.iberica-windsurf.com/producto/rrd-move-y-26/

La Duotone Super Star: una vela muy ligera que te puede acompañar en tu progreso. Desde novel a rider experto.

https://www.iberica-windsurf.com/producto/duotone-super-star-2022/

La tabla también es un elemento importante a tener en cuenta. Tiene que ser una tabla lo suficientemente grande como para que puedas subir en ella en el caso que sea necesario, pero también que sea manejable desde el agua. Por eso recomendamos unas medidas entre 100 a 125 litros.

Unos buenos ejemplos de tablas que podrían ayudar son:

La Fanatic Gecko: es una tabla de freeride con mucho potencial ideal para windsurfistas que quieren llevar su windsurf al siguiente nivel.

https://www.iberica-windsurf.com/producto/fanatic-gecko-ltd-2021/

RRD Firemove E-Tech Y25: una tabla increíblemente fácil de usar, con una gran maniobrabilidad y ligereza.

https://www.iberica-windsurf.com/producto/rrd-firemove-ltd-y25-copia-2/

 

Una vez que tenemos las condiciones y el material adecuado, la mejor manera de practicar el water start es simplemente dedicar una sesión completa, o el tiempo que sea necesario, al movimiento. Esta tiene que ser una decisión consciente y no improvisada.

Una vez tenemos todo listo ya podemos empezar a practicar:

 

Técnica del water start:

1. Posición del material:

Para poder posicionar el material, siempre tenemos que tener la dirección viento como punto de referencia.

Posicionar el material es un paso básico e indispensable para poder levantar la vela del agua sin mucho esfuerzo.

La vela tiene que estar en el lado de la tabla más cercano al viento (el lado contrario al que estaría si nos dispusiéramos a levantar la vela del agua drizando) y con el mástil en la dirección de navegación, es decir, el mástil cerca de la proa y el puño de escota en el lado de la popa de la tabla.

Una vez tenemos el material bien colocado, para poder levantar la vela con el viento con facilidad, la posición idónea es con la tabla mirando hacia el viento y la vela inclinada con el mástil entre 20 y 90 grados en relación con el viento.

 

En esa posición podemos empezar a levantar la vela: agárrate al mástil con la mano delantera (o con las dos manos si lo necesitas) y saca la vela del agua levantándola y nadando contra el viento.

Tenemos que tener en cuenta que cuanto más cerca esté la vela de 20°, más alto en el mástil debemos posicionarnos para empezar a izar la vela. Cuanto más cerca de los 90° esté la vela del viento, más cerca de la botavara debemos posicionarnos. Pero siempre empezaremos a levantar la vela por encima de la botavara.

Poco a poco verás como el viento levanta la vela sin que tengas que hacer un gran esfuerzo.

Consejo: Si la vela no está plana encima del agua es mejor no empezar a levantarla, ya que al levantarla el viento hará simplemente que la vela gire o que se vuelva a hundir. Para poner la vela plana tienes que nadar hacia el viento con el mástil en la mano.

 

2.  Preparación de la tabla:

Ahora que la vela está fuera del agua, baja las manos por el mástil hasta que tu mano trasera pueda sujetar la botavara. Combinando las dos manos: manteniendo la mano que aún tenemos en el mástil y la trasera en la botavara, podremos controlar la tabla.

Para alejar la tabla del viento se tiene que empujar el mástil con el brazo delantero a favor del viento. La posición perfecta para el water start es con la tabla ahora casi en posición de largo y tú tienes el control de la vela.

Consejo: Dependiendo de la fuerza del viento, colocaremos la tabla más proa al viento o menos. Con mucho viento, mantendremos la proa más cercana al viento y si no hay mucho viento, pondremos la tabla más a favor del viento y esperaremos a cualquier racha que pueda ayudarnos a subir a la tabla.

Una vez tenemos la tabla colocada en la posición deseada, cogemos la botavara con las dos manos y a continuación colocamos el pie trasero en la tabla, entre los footstrap delanteros y traseros y lo más al centro de la tabla posible. La pierna delantera se tiene que mantener dentro del agua, lo más profundamente posible, esto evitará que derives.

3. Salir del agua:

Cuando notes que la vela empieza a coger viento, comienza a impulsarla extendiendo el brazo delantero hacia arriba y hacia adelante y, al mismo tiempo, acerca el pie trasero hacia tu cuerpo, poniendo todo el peso encima del pie.

Cuando comience a salir del agua, mantén la cabeza hacia adelante y hacia el pie del mástil, como se muestra en la imagen a continuación. Tener la cabeza en esta posición ayuda a mantener el cuerpo hacia adelante y por encima de la tabla.

Cómo iniciar el riego - Paso 4

 

4. Finalización de la maniobra:

Antes de poner el pie delantero en la tabla y navegar, asegúrate de estar casi completamente arriba y de que el peso de tu cuerpo esté centrado en la tabla.

Una vez que estés en la tabla, mantén tu centro de gravedad bajo para poder controlar la vela hasta sentirte cómodo. ¡Y a navegar!

 

 

Si aún no te sale el water start y necesitas una ayuda para conseguirlo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Podemos ayudarte con un clínic!

Infórmate de nuestros clinics!